Guillermo Kuitca, formado en los talleres de Ahuva Szlimowicz y Víctor Chab, comenzó a exponer su obra a temprana edad en la galería Lirolay en 1974. Incursionó en las artes dramáticas junto a Carlos Ianni a comienzos de la década del 80. Con el correr de los años sus aproximaciones casi dramatúrgicas a la pintura cedieron lugar a las concepciones cartográficas y arquitectónicas. En efecto, a fines de la década de 1980 la mirada construida por la ya consagrada pintura del artista se reubicó. Si hasta ese momento sus cuadros solían mostrar personajes en flotación y luego presencias coreografiadas en escenarios teatrales percibidos frontalmente, hacia 1987 se volcaron a una visión cenital. Sus obras se despojaban de figuras y empezaban a tomar distancia de los asuntos narrativos representados. Los puntos de vista se elevaron para componer una nueva dimensión del espacio, tema clave y persistente de su reflexiva pintura. Los escenarios dieron lugar a las plantas de departamentos, a los mapas de ciudades, y luego a los planos de sitios y edificios públicos donde Kuitca graficaba la distribución de los cuerpos ausentes en el espacio. Plantas de arquitecturas institucionales (cementerios, cárceles, hospitales, estadios, teatros, bibliotecas) que suponen la acumulación de personas y que evocan el disciplinamiento social –aun en el esparcimiento– presente en la esfera pública. Si en la representación de sus escenarios parecía actuar como el director teatral de unos pocos actores espectrales, en estas plantas compone el espacio como un proyectista que racionaliza cada uno de los lugares habitables en gráficas precisas que delimitan usos socialmente codificados.

Dentro de esta larga serie de obras reelaboradas durante los años 90 y los 2000 se ubican la pieza de Malba Congreso, dos cámaras, de 2002, y otras similares y homónimas que son variaciones de este específico tema sobre los recintos del Poder Legislativo. Del mismo año es su pintura Bancas de cámaras legislativas, de la serie Nocturnes, donde dibujó el espacio bicameral sobre un fondo de pintura azul. En nuestro caso se trata de un trabajo desarrollado a partir de una impresión de inyección de tinta sobre un papel fotográfico que el artista somete al calor y a líquidos, alterando la estabilidad de la figuración original. El dibujo del plano de este espacio de representación política, subdividido cromáticamente según las bancas partidarias, se disuelve. Los desbordes del color resultados del proceso técnico rompen el orden del diagrama y derraman sus límites en una suerte de liquidez superficial que exhibe el mentado accidente.

Si bien Kuitca es un artista esquivo a las referencias contextuales de su trabajo y a las formulaciones en términos políticos situados, sobre esta obra ha expresado que “surge de las vistas en planta de las bancas de cualquier congreso, no las del Congreso Argentino en particular. Pero, a partir de la crisis de 2001, la historia hace que estas cámaras yo no sean genéricas y pasen a ser específicamente las cámaras argentinas. La mezcla de la emulsión fotográfica del papel con la tinta, pasó a ser de una disolución cromática a ser una disolución institucional”.1

La llegada de esta obra a Malba guarda una historia peculiar y significativa respecto del contexto político y social de crisis de representación en la Argentina al que alude el artista. Tras el desencadenamiento de la crisis de 2001, se crearon diversas formas de transacciones de insumos y bienes fuera del mercado formal. Fue así como proliferaron las ferias que ponían en contacto directo a productores y consumidores y los clubes de trueque donde los tráficos de bienes y servicios prescindieron de las mediaciones del dinero. Kuitca ya era un artista cotizado en el mercado global del arte, con obras en las principales colecciones y museos del mundo. No obstante, la adquisición de esta obra por parte de Malba fue resultado de un variado encadenamiento de intercambios de objetos entre personas que voluntariamente se sumaron a un proyecto solidario propiciado por el programa de televisión Caiga Quien Caiga. En una sección de éste, denominada “Proteste ya”, se conocieron las necesidades de una escuela desatendida del departamento de General Taboada, en la provincia de Santiago del Estero, cuyos estudiantes requerían un vehículo para poder llegar a clases. A partir de un botón del guardapolvo de un alumno se inició una cadena de trueques hasta conseguir el objetivo. La secuencia de intercambios incluyó: el botón, un broche para cabello, garrapiñada, una lapicera, un diario, una gorra, un juguete, un saludo del actor Pablo Echarri para una joven que festejaba sus 15 años, un monopatín que entregó el tío de la joven para el hijo de la modelo Dolores Barreiro, una producción de fotos para un bar, la entrega de una botella de whisky para el músico Charly García, una guitarra autografiada de García, la obra de Kuitca y, en el último eslabón de esta cadena, el dinero en donación por parte de la Fundación Eduardo F. Costantini para comprar la camioneta que necesitaba la escuela. Más allá del encadenamiento de voluntades y solidaridad puesto en escena, esta suerte de potlatch televisado parece anclar ciertos sentidos coyunturales de la obra, no solo en cuanto a la imagen de disolución de la representación política que convoca, sino en tanto su circulación e inscripción institucional dentro de la colección de alguna manera logra poner en cuestión también la noción de valor en el arte.

Texto de Viviana Usubiaga

 

Notas

1. “Guillermo Kuitca”, en Pacheco, Marcelo (coord.), Arte contemporáneo, donaciones y adquisiciones MALBA - Fundación Costantini, Buenos Aires, Fundación Eduardo F. Costantini, 2007, p. 68.

Congreso, dos camaras, 2002

Ficha técnica

Titulo: Congreso, dos camaras
Año: 2002
Técnica: Tinta Inkjet sobre papel fotográfico
27.5 × 38.5 cm
Nro. de inventario: 2004.04
Donación: Adquisición gracias al aporte de la Fundación Eduardo F. Costantini, a través de un proyecto solidario realizado en conjunto con el programa de TV Caiga quien Caiga, Buenos Aires, 2004

Fuera de exposición

Exposiciones

Adquisiciones, donaciones y comodatos 2007
MALBA, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Argentina
2007

+ MALBA. Adquisiciones, donaciones y comodatos
MALBA, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Argentina
2004

 

Bibliografía

AA.VV.
Guillermo Kuitca: obras 1982-2002
Buenos Aires
Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires - Colección Costantini
2003